Ingreso Socios

Ignacio Correa, gerente general de MITTA

“QUEREMOS TENER UN ROL MÁS ACTIVO EN EL TURISMO, DE LA MANO CON LOS OPERADORES”

“Nuestro espíritu fue crear una marca propia, sin perder la esencia de lo que hemos sido en los años de historia”, indica Ignacio Correa, hoy gerente general de MITTA al explicar el cambio de Automotora del Pacífico, representantes de Hertz durante 58 años y que desde el 1 de abril de este año debutó con su nueva identidad.

Empresa socia-colaboradora de ACHET, Ignacio profundiza sobre los desafíos y alcances de la nueva marca. “Hasta hace 2 meses atrás con Autorentas del Pacífico éramos una de las dos licencias más antiguas de Hertz en el mundo. Hace un año y medio nos asociamos con Mitsui, marca japonesa que representa a una multinacional muy grande, inversionista en muchísimos sectores en todo el mundo, tales como minería, motores para aviones, productos químicos, en fin, muchísimos más. Por diversos motivos, pero en muy buenos términos, decidimos dejar la licencia de Hertz -cuyo prestigio en Chile habíamos logrado posicionar extraordinariamente y más de lo que está en cualquier otro país de la región”.

Así, nació la marca MITTA, la cual conserva las personas, las instalaciones y lo que es muy importante, según dice Correa, el espíritu de servicio que estaba instalada en la empresa.

¿Cuáles fueron los principales motivos para dejar de ser Hertz?

Asumimos ese gran desafío porque ganamos en una agilidad y flexibilidad que antes no teníamos. Ahora podemos aspirar en “que el cielo sea el límite”, en el sentido de tratar de atender y satisfacer las más diversas necesidades de nuestros clientes. Con MITTA queremos ser un actor muy importante en la actividad de arriendo de autos, pudiendo romper paradigmas con una oferta bastante más amplia de productos y servicios para el cliente que viaja por turismo, principalmente.

Otro de los motivos es que, entre los planes de Mitsui, compañía visionaria, que piensa en grande, está la incursión en Perú, Colombia y otros países del continente, siendo Chile su punta de lanza, en el servicio de movilización y arrendamiento operativo de vehículos.

¿En la industria del turismo, cuáles son sus expectativas?

Llegamos a este sector a través de ACHET, asociación gremial que agrupa a una parte muy importante de la industria y a la cual pertenecemos desde hace bastante tiempo. Nuestros planes son iniciar el trabajo muy de la mano de los operadores, apoyándolos con la difusión de nuestra nueva marca. Haremos un trabajo fuerte en el exterior, vendiendo a Mitta y también a Chile.

Asimismo, estamos dando mayor importancia al segmento turístico del mercado nacional. Actualmente, arrendar un automóvil es mucho más accesible que hace unos 15 años atrás. Hoy, en términos relativos, el arriendo de autos es más barato, antes era un lujo para el chileno. En resumen, queremos tener un rol más activo en turismo, estar mucho más presentes en el sector de la intermediación, principalmente.

¿Cómo se ha aplicado la innovación en MITTA?

En cuanto a innovación tecnológica, estamos lanzando el e-contrato, o el contrato online, que se puede andar trayendo en el smartphone, sin tener que imprimir una cantidad de papeles. Queremos simplificar la vida a nuestros clientes e implementar la digitalización en la empresa, hoy nos es costoso y está al alcance de las pequeñas y medianas empresas, porque hay una mayor oferta de estos servicios. Lo mismo, las aplicaciones para el teléfono que permiten hacer reservas en nuestros talleres para la mantención de vehículos que son parte de una flota de un cliente corporativo, por ejemplo.

Hemos desarrollado plataformas digitalizadas para diversos aspectos, entre ellos para el tema de recursos humanos que permite a cada empleado visualizar sus días de vacaciones, liquidaciones de sueldo, bonos, etc. El uso de estas herramientas agrega un gran valor a las empresas y no son solo para las mega compañías, hoy son muy accesibles.

También estamos trabajando fuerte en la revisión de procesos bajo el sistema Kaizen, un método japonés de gestión de la calidad muy conocido en el mundo de la industria y muy sencillo de aplicar. Se trata de un proceso de mejora continua basado en acciones concretas y simples que implica a todos los trabajadores y directivos de una empresa.

¿Cuán difícil ha sido el cambio de marca?

Partir de cero es un gran desafío, más aún “cuando uno se baja de un caballo probado” como el caso nuestro. Hay un tremendo esfuerzo detrás en el plano interno, por lo cual este proceso ha sido menos traumático de lo que imaginamos, gracias al gran trabajo en el área de recursos humanos, en materias de comunicación interna.

Hacia el exterior tratamos de posicionar la nueva marca, utilizando diversos canales, entre ellos -por primera vez- con publicidad a través de la televisión para lo cual hemos invertido una buena suma de dinero. Sin embargo y aunque es bastante luego para hacer balances, estamos satisfechos pues nuestros niveles de venta se han mantenido, nuestros clientes corporativos han sido muy fieles y eso lo valoramos enormemente.

Mayo 2019