Fedetur calcula pérdidas de US$ 1.300 millones por coronavirus y pide al Gobierno un paquete de medidas en apoyo al turismo

Enviado por: Achet2o18
Categoria: Noticias

Ricardo Margulis, presidente de la asociación, sostiene que este año habrá un 56,4% menos visitantes en el país en comparación al 2019.

«La industria del turismo en Chile está atravesando hoy una tormenta perfecta que nos enfrenta a la peor crisis de nuestra historia. Así de profundo es el impacto que ha sufrido nuestro sector a partir del estallido de violencia que se registra desde el 18 de octubre pasado, pero que ahora adquiere dimensiones inimaginables con la llegada del coronavirus al país, y que tiene en estado de emergencia a gran parte del planeta». Ese fue el análisis que realizó el presidente de la Federacion de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), Ricardo Margulis, respecto a la crítica situación que atraviesa la industria, y que se vio empeorada aún más con el avance del Covid-19 en Chile y en el mundo.
Según dijo, el panorama ha obligado a cerrar restaurantes y que «aerolíneas y hoteles prácticamente no pueden seguir operando, con agencias de viaje y toda la cadena del sector en un grave estado de fragilidad». Es por esto que la Fedetur realizó proyecciones muy negativas y con «pérdidas muy significativas para el sector». «Nuestra estimación es que en 2020 llegarán a Chile 1 millón 900 mil turistas extranjeros, versus los 4 millones 500 mil que lo hicieron en 2019, cifra que representa una caída de un -56,4% este año en relación al anterior. Esta baja de cerca de 2 millones 500 mil visitantes extranjeros implicarían una pérdida de US$1.300», destacó Margulis. De acuerdo al líder gremial, muchas empresas ligadas al rubro «no podrán resistir el escenario actual», y que producto de esto ya se han «destruido cerca de 40 mil empleos, cifra que se podría más que duplicar en las próximas semanas». Solicitud de ayuda al Gobierno En medio de esta situación, Margulis hizo un llamado al Gobierno a que «aplique un paquete de medidas para apoyar a las empresas del sector, porque la crisis es tan profunda, que sin una ayuda por parte del Estado será muy difícil mantenernos de pie». «Muchas empresas verán amenazada su existencia, como ya ha venido ocurriendo con un número importante de ellas», puntualizó.

La petición de la Fedetur apunta a tres iniciativas: flexibilidad en el pago de las obligaciones legales e impositivas, generación de liquidez y activación del empleo. Sobre el primer punto, Margulis explicó que la idea es «postergar el plazo para declarar el IVA y otros impuestos mensuales por un año (abril 2021); postergar el pago de contribuciones para bienes raíces por un año; no pago de patentes comerciales y de uso de terrazas por un año; postergar el pago de imposiciones (u otros vinculados a leyes sociales) por un año, sin afectar la protección del trabajador; y devolución de impuesto para empresas turísticas sin condiciones de ventas u otros». Respecto a la generación de liquidez, planteó que el Ejecutivo «interceda ante la banca para que otorgue la mayor flexibilidad en las renegociaciones, postergaciones y pagos de créditos vigentes hasta que se normalice la situación actual». Por último, Margulis pidió «que se extienda la protección del empleo y complemento salarial por jornada reducida, extensión del seguro de cesantía, aumento transitorio de la tasa de reemplazo y flexibilidad en los requisitos de elegibilidad, permitiendo que más personas puedan acceder al beneficio en caso de quedar desempleado».

Fuente: Emol.com –