Declaración APJC Bolivia, Chile y Perú

Enviado por: Achet2o18
Categoria: Noticias

02 DE JULIO DE 2020

Los representantes de las Asociaciones de Agentes de Viajes de Bolivia, Chile y Perú participantes de este APJC, manifestamos nuestra preocupación por el catastrófico impacto que el Covid-19 ha causado en la industria de los viajes a nivel local, regional y mundial, la cual ha comprometido la viabilidad de todos sus actores, dentro de los cuales se incluyen líneas aéreas, agencias de viajes, hoteles, tour operadores, cruceros, transporte terrestre de pasajeros y destinos turísticos en general, por nombrar algunos.-

No obstante lo anterior, hemos visto de parte de las líneas aéreas una falta total de solidaridad con el canal de distribución independiente, actuar que ha sido validado por IATA como lo demuestra la carta remitida a los Agentes de Viajes de la Región con fecha 17 de marzo de 2020, en la cual establece “Actualizaciones relacionadas con la facturación y el Plan de liquidación IATA (BSP)” por la cual obligó a los Agentes de Viajes a pagar el BSP, desconociendo que las medidas adoptadas por los gobiernos de la región eran “actos de autoridad” constitutivos de “ fuerza mayor”.-

De la misma forma, hemos visto como IATA ha justificado el incumplimiento contractual de las líneas aéreas con los consumidores y Agentes de Viajes, que se ha traducido en la negativa a reembolsar lo pagado por servicios que no fueron prestados.-

En efecto, IATA no fue capaz de hacer respetar sus resoluciones a sus asociadas, ni menos las obligó a reembolsar en tiempo y forma a sus pasajeros, más grave aún, ha validando el actuar de sus asociadas como queda de manifiesto en la “Carta abierta a la Comunidad de Agentes de Viajes” de fecha 3 de abril de 2020 del CEO de IATA Sr. Alexandre de Juniac, en la cual señala que las líneas aéreas socias privilegiando su liquidez dejarían de reembolsar a sus pasajeros los boletos no volados o cancelados: “ En este contexto, las aerolíneas necesitan mantener la liquidez que les
queda para pagar salarios y hacer frente a los costes fijos. “.-

En virtud de lo anterior, IATA dio inicio a una campaña comunicacional a nivel mundial, de carácter comercial, para lograr que los gobiernos aceptaran imponer a los consumidores de forma unilateral el otorgamiento de “Travel Voucher”, en compensación del legítimo derecho a que se le reembolse lo pagado por un servicio no prestado.-

Queremos reiterar a IATA, que los fondos pagados por las Agencias de Viajes a través del mecanismo de IATA BSP, son de propiedad de nuestros clientes y en su gran mayoría corresponden a servicios que con certeza no podrán ser prestados en tiempo y forma por las líneas aéreas, y por tanto, nuestros clientes tienen el derecho a solicitar su reembolso, debiendo IATA responder por los fondos recibidos y asegurar su reintegro oportuno, haciendo respetar sus resoluciones a sus asociadas, de lo contrario la viabilidad económica de las líneas aéreas y de las Agencias de Viajes será nula, para las líneas aéreas por los abusos producidos y desconfianza generada en el consumidor, y para las Agencias de Viajes por tener que responder en algunos países con sus recursos el incumplimiento de las líneas aéreas.-

En reiteradas oportunidades en este APJC, hemos señalado la existencia de una relación del todo desbalanceada entre los beneficios y resguardos que reciben las líneas aéreas versus el desamparo en que quedan los consumidores y las Agencias de Viajes frente a un incumplimiento contractual de las aerolíneas, sin que exista una garantía que ampare el riesgo que este proceder conlleva tanto para el consumidor, como para el Agente.-

IATA sistemáticamente se ha negado a aceptar la solicitud de los Agentes de Viajes de ver la forma de garantizar al consumidor el cumplimiento de los servicios contratados a las líneas aéreas, sufriendo ahora en carne propia la industria aeronáutica, los efectos de su actuar irresponsable, siendo el réquiem de una muerte anunciada.-

No obstante los errores cometidos, IATA aún está a tiempo de rectificar su actuar, haciendo cumplir a sus asociados sus propias resoluciones, sancionando los incumplimientos de estos con los mecanismos que le otorga su propia gobernanza, transparentando el estado financiero de sus asociadas y garantizando al consumidor el cumplimiento de los servicios contratados, y por último coordinando a través del mecanismo IATA BSP los reembolsos solicitados por nuestros clientes con la misma diligencia con que recauda los fondos para sus socios.-